Scroll to top
  • ¡Parking gratuito!
  • ENVÍO GRATIS A DOMICILIO

Trabajar desde casa, organización del espacio


Parque mueble - 30 abril, 2020 - 0 comments

Si trabajas desde casa ya sabes la importancia de encontrar un lugar en el que tener la calma y el espacio necesarios para poder desarrollar tus tareas de manera efectiva. La forma en la que organizas el espacio es un factor determinante.

Contar con una habitación para trabajar es lo ideal pero no siempre ocurre. Si no tienes un espacio que puedas destinar a este fin, no pasa nada. Existen otras opciones que te permitirán crear esa zona sin esfuerzo y adaptándote al espacio que tienes. Es importante que seas capaz de crear un ambiente cómodo y funcional ¿no sabes cómo hacerlo? ¡no te preocupes vamos a darte una serie de consejos para que logres trabajar desde casa en las mejores condiciones.

Consejos para crear tu espacio de trabajo

Ten en cuenta las entradas de luz

Para trabajar necesitaras que la iluminación sea la adecuada. La luz natural es más beneficiosa para la vista que la artificial así que si tienes que trabajar muchas horas trata de encontrar esos espacios en los que entra la luz del sol. Puedes situar tu zona de trabajo cerca de una ventana. Recuerda no situarte de espaldas a estas entradas de luz, ya que puede molestarte su reflejo en el ordenador o tu propia presencia puede impedir que la luz te llegue de manera directa y veas con claridad. Además, una zona bien iluminada mejorará tu estado de ánimo.

escritorio cerca de ventana

Elige bien el mobiliario

Si vas a crear una nueva zona destinada a trabajar tendrás que tener claro qué tipo de muebles necesitas. Puedes reutilizar algunos que tengas por casa o comprar los que necesites. A la hora de elegir estos elementos no te fijes únicamente en el diseño, también en su funcionalidad.

El resultado final tiene que ser útil y práctico. Los muebles ergonómicos están diseñados para ofrecer esa comodidad que necesitas al trabajar. También cuidan tu salud porque te permiten mantener una postura adecuada. Ten en cuenta esto cuando elijas la silla y el escritorio. El asiento en el que pasarás tu jornada laboral debe permitirte que tus piernas y espalda formen un ángulo recto. Si mantienes una postura adecuada evitarás dolores de cuello y cabeza. El escritorio tiene que permitir que la silla quepa y contar con aquellos compartimentos que necesites: baldas, cajones, etc.

Evita acumular demasiados elementos decorativos

Tu espacio de trabajo debe estar libre para que puedas colocar todo lo que necesitas. Tener algún elemento decorativo te puede ayudar a motivarte y sentirte mejor, pero intenta que estos no ocupen demasiado espacio. Trata de colocar lo indispensable y deja espacio para que puedas manejarte con soltura.

escritorio en casa

El orden y la limpieza son claves

Tu escritorio también debe estar limpio y bien colocado. Si te acostumbras a mantener un orden diario evitarás que se te acumulen papeles arrugados, restos de comida o tazas de café vacías. Al terminar tu jornada laboral intenta recoger y limpiar un poco para que al día siguiente te lo encuentres en el mejor estado posible. El orden nos ayuda a sentirnos mejor y aumenta la comodidad de una estancia. También reduce la sensación de agobio que puede provocar el desorden o acumular demasiadas cosas.

Clasificar para ordenar mejor

Para conseguir ese orden tan importante del que hablábamos puedes ayudarte mediante estanterías o cajones archivadores. De esa forma también optimizarás tu tiempo y no lo perderás buscando papeles que no recuerdas donde has colocado.

Busca la tranquilidad

Este punto no siempre resulta fácil y menos aún si tienes que convivir con más personas durante tu jornada laboral. Por eso es fundamental que busques un espacio lo más tranquilo posible en el que sepas que no vas a tener interrupciones. Evita las zonas de paso y trata de delimitar tu espacio de alguna manera. Si se trata de una habitación, puedes mantener la puerta cerrada y si no, usa un biombo u otro elemento que delimite el espacio. La concentración es clave para desarrollar tu trabajo de manera efectiva.

Oficina en casa

Elementos visuales de separación

Además de un biombo, otros elementos como las estanterías o una alfombra, te pueden ayudar a marcar el espacio en el que desarrollas tu zona de trabajo. Aunque parezca algo muy básico, puede ser una buena forma de ayudar a que tanto tú como los tuyos entendáis que, a partir de ese punto claramente delimitado, empieza tu zona de trabajo. El efecto visual te ayudará a que se respete ese espacio.

Busca la armonía

Tanto en los colores como en los diseños. Es importante que el espacio que crees te haga sentir bien y no tenga tonos demasiado intensos que puedan llegar a molestarte. La iluminación te ayudará a crear esa sensación agradable que puedes complementar con algún elemento decorativo, velas o plantas que te ayuden a relajarte y concentrarte.

Crear tu espacio de trabajo puede ser una actividad creativa que te permita poner en práctica todas tus ideas diseño. Intenta aunar siempre la estética con la comodidad para conseguir esa zona de la casa en la que sabes que te sentirás bien. Será un lugar en el que tengas que pasar muchas horas por lo que agradecerás invertir tiempo en diseñarla y adaptarla a tus gustos y necesidades. Y cuando termines de trabajar, intenta alejarte de ese espacio y tratar de desconectar. Cada lugar de la casa debe tener una función para que puedas disfrutar tu hogar en cada momento.