Scroll to top
  • ¡Parking gratuito!
  • ENVÍO GRATIS A DOMICILIO
  • 91 629 08 10

Qué debemos tener en cuenta a la hora de comprar un sofá


Parque mueble - 28 enero, 2021 - 0 comments

Es raro el hogar que no tenga un sofá en su salón. Hay algunos que incluso lo incluyen en otras estancias como pueden ser habitaciones, despachos, comedores, etc. Es uno de los muebles de la casa al que más guerra se le da. Y también de los que más comodidad aportan a la vivienda. Por eso es muy importante, a la hora de decidirnos a comprar un sofá, prestemos atención a todas sus características. En el post de hoy os contamos cómo elegir un sofá de calidad.

Dimensiones y destino

A la hora de seleccionar un sofá lo primero que tenemos que hacer es saber cuál va a ser su uso, el lugar que va a ocupar y cómo vamos a distribuir la estancia

Lo primero que tenemos que hacer es saber cuál es el destino de este mueble. No cumplen la misma función los sofás cama juveniles, los sofás modulares de diseño o los sofás de salón. Ya no solo en cuanto a estilo, sino a la funcionalidad. En este apartado incluimos el número de personas que lo van a utilizar. No será lo mismo una familia numerosa que una única persona.  

Cuando nos encontremos en una tienda de sofás de Madrid, lo mejor es llevar apuntadas las dimensiones de la estancia y una fotografía del espacio. Esto nos hará más fácil saber qué mueble encaja mejor en el lugar que hemos destinado para ello.

Estilo y diseño

Un sofá moderno de diseño puede ser la respuesta a nuestras expectativas estéticas. En este apartado tenemos que incluir la calidad de los materiales y el armazón. Los materiales más recomendados son la madera maciza, el acero y el aluminio. Una buena estructura garantizará su durabilidad y eficiencia. Que incluya las patas dentro del armazón es una ventaja adicional pues evitará mejor el desgaste propio del uso.

Ergonomía y comodidad

De media pasamos más de tres horas al día sentados en el sofá. Es por eso que, a la hora de elegir, la comodidad debe ser una de nuestras prioridades. Contar con sofás elegantes y cómodos no es algo imposible, pero para garantizarlo, tenemos que prestar atención a determinados elementos.

Firmeza del sofá

No debe ser ni blando ni duro. En este punto hay que diferenciar entre el asiento y el respaldo. El asiento debe ser más firme que el respaldo. Lo que va a determinar la dureza del mismo es el material con el que se haya rellenado. Los más comunes son la espuma de poliuretano o viscoelásticos. Lo más importante es que sea transpirable y de alta densidad

Una buena elección en este aspecto nos garantizará un buen soporte de la zona lumbar. Además, evitará contracturas y demás molestias en la espalda, lo cual puede provocar problemas de salud en las cervicales.

Reposabrazos

Algunos sofás de diseño modernos han decidido prescindir de ellos. Los reposabrazos no son obligatorios para garantizar un buen confort. Si optamos por incluirlos en nuestro futuro sofá, hay ciertos aspectos a tener en cuenta.  

  • Altura. Esta debe quedar a la misma altura que la del codo. La mejor manera de comprobarlo es probarlo. Esto se hace complicado cuando adquirimos los muebles online. Por eso es mejor comprar el sofá en Madrid de manera presencial. 
  • Amplitud. Debemos poder dejar el brazo cómodamente en la superficie del mismo. Pero sin que sea demasiado grande, ya que nos restará espacio, especialmente en los salones pequeños. 

Como conclusión podemos decir que las medidas estándares para el mismo son de 15 a 20 centímetros.

Postura del cuerpo

Probablemente lo más importante a la hora de elegir un sofá de calidad. Y la única forma de comprobarlo es probarlo por uno mismo. Pero hay que tener cuidado con la ilusión de comodidad que dan los sofás cuando los probamos por tiempo reducido, como suele ser habitual en algunas tiendas de sofás. Aquí tenéis tres puntos a los que prestar atención. 

  • Zona lumbar. La espalda debe quedar recta y ajustada en el respaldo. Y que la propia estructura del sofá evite que nos deslicemos hacia abajo
  • Pies. Que lleguen al suelo con comodidad. Esto debe poder hacerse con la espalda apoyada totalmente en el respaldo, no recostados
  • Altura y profundidad. Las medidas necesarias para garantizar la buena postura son una profundidad de entre 65 y 75 centímetros; y una altura del respaldo de entre 80 y 90 centímetros.

Estos son algunos de los factores importantes a la hora de elegir un sofá de alta calidad. Que además nos garantice que el sofá escogido va a ser una fuente de confort y no de dolores de espalda y de cabeza. Lo mejor que puedes hacer es desplazarte hasta nuestra tienda de sofás en Madrid donde nuestros expertos te ayudarán a escoger el que mejor se amolde a tus necesidades.