Scroll to top
  • ¡Parking gratuito!
  • ENVÍO GRATIS A DOMICILIO
  • 91 629 08 10

Ideas para decorar tu casa con colores pastel


Parque mueble - 24 junio, 2022 - 0 comments

Los colores pastel, aunque pueden ser demasiado llamativos, siempre aportan un toque fresco y divertido en el hogar si se utilizan bien. Puedes emplear colores en dormitorios juveniles o en otras estancias de la vivienda, en paredes, materiales o en elementos decorativos. Todo dependerá del efecto que quieras darle a tu hogar.

En este post vamos a darte algunas ideas sobre cómo utilizar los colores pastel en paredes y los tonos pasteles en decoración que estamos seguros te van a inspirar para conseguir el estilo que estás buscando en tu vivienda.

Los colores pastel en tu hogar

Muchas personas asocian los colores pastel únicamente a dormitorios juveniles o infantiles, pero también se pueden utilizar en multitud de estilos, como el rústico o el moderno. Si se hace de la manera adecuada, son colores que siempre aportan un toque diferente en el hogar. 

Aunque para muchos, este tipo de colores son demasiado empalagosos, el secreto para rebajar su intensidad está en combinarlos con colores neutros como el blanco, el gris o el negro y emplearlos en ambientes con diseños modernos y líneas limpias, sin caer en patrones infantiles o excesivamente femeninos.

Aparte de pintar las paredes con colores pastel, también los puedes emplear en revestimientos, textiles, complementos o incluso en mobiliario.

decorar tu casa con colores pastel¿Cómo se utilizan los colores pastel en exteriores?

Si dispones de una vivienda unifamiliar también puedes emplear colores pastel en la fachada de la casa. Colores como el azul o el amarillo le darán a la vivienda un aspecto único y diferente a cualquier otra casa. 

Los colores pastel que más se utilizan en exteriores es el verde menta, verde musgo, amarillo, rosa, mostaza pálido o lila. Aunque puedan parecer colores demasiado dulces, o incluso cursis, si se emplean en espacios elegantes y vanguardistas, se puede crear un ambiente chic inigualable

Si se combinan bien con tonos neutros en los revestimientos de la casa y con materiales como la madera, el acero o el hormigón, el resultado suele ser muy satisfactorio.

Decoración con colores pastel

El color rosa se utiliza mucho para equilibrar ángulos demasiado pronunciados en una estancia o líneas muy afiladas. Es un tono que consigue crear un espacio sofisticado y muy moderno.

También puedes utilizar un tono pastel solo para resaltar algún aspecto de la estancia. Por ejemplo, una mesa, una silla, una estantería, una lámpara en suspensión, una caja o varios libros con colores brillantes. Con solo introducir uno o dos elementos en un tono pastel conseguiremos un conjunto totalmente diferente.

En vez de combinar los colores pastel con los colores neutros de siempre, como el crema o el beige, puedes utilizar colores con toques tiza. Así conseguirás crear un ambiente suave y acogedor, aparte de añadir un mayor atractivo visual y no tener prácticamente limitaciones a la hora de elegir muebles y elementos decorativos.

Por ejemplo, el color limón pálido puede sustituir perfectamente al color rosa y crema. El tono melocotón suave también se utiliza mucho para intensificar los tonos neutros.

Otro aspecto a tener muy en cuenta son las dimensiones de la estancia. Si quieres incluir tonos pastel en una habitación muy pequeña, el resultado puede no ser el esperado, ya que estos colores tan vivos tienden a empequeñecer los espacios. Por tanto, mejor apuesta por ligeras pinceladas de tonos pastel en pequeños elementos de la estancia. Así añades estilo y carácter y el resultado no es tan abrumador como si pintas las paredes.

Combinar colores pastel

Si quieres combinar varios colores pastel que sean moderados, como un rosa pálido y un lavanda, sería interesante introducir un color más brillante, como puede ser el amarillo, para que contraste con el resto. Puede ser solo un cojín o una silla, pero el resultado puede ser muy satisfactorio.

Otra idea a considerar puede ser introducir colores pastel en ambientes con colores neutros, como en la cocina, por ejemplo. Aquí puedes revestir el frigorífico o cualquier otro electrodoméstico con un color pastel que te guste, colorear las maderas de la pared o introducir una vajilla de color pastel. En la cocina suelen funcionar muy bien los tonos amarillos, en el baño los colores verdes y azules pastel y el rosa pálido en los dormitorios.

Para evitar sobrecargar el ambiente con colores demasiado dulces, la combinación con el blanco y otros colores neutros resulta fundamental. El equilibrio de colores es la clave para conseguir un ambiente con fuerza pero a la vez relajante. La idea es crear una sensación de equilibrio y armonía pero sin perder la esencia de los colores pastel.

Otra propuesta que puedes barajar es añadir distintos tonos de un mismo color pastel. Jugando con las saturaciones podemos crear un ambiente muy interesante en el dormitorio o en una sala de estar.

La combinación de materiales también ayudan a rebajar la intensidad de los colores pastel. Por ejemplo, puedes combinar materiales como el vidrio, la piedra natural, la madera, el cuero, el ladrillo vista, el hormigón o las superficies metálicas, entre otros.

Como ves, hay múltiples maneras de utilizar los colores pastel en tu hogar para conseguir el estilo que deseas. En Parque Mueble podemos asesorarte con los muebles y elementos decorativos que mejor encajan con los tonos pastel. Contacta con nosotros o visita nuestra tienda. Estaremos encantados de ayudarte.